EL ORIGEN DEL SABOR CRIOLLO

La virtud de la abundancia define la personalidad de nuestra cultura gastronómica centroamericana al igual que nuestra marca. DON YAB es la marca de ingredientes, especias, salsas y productos alimenticios reconocida en Centroamérica por su excelente calidad y auténtico sabor que llena nuestra extraordinaria cocina latinoamericana con el don del abundante sabor criollo.

Nuestro nombre personifica nuestra herencia y patrimonio cultural Maya. La palabra “YAB” significa “ABUNDANCIA” en el lenguaje Maya, haciendo del experto chef DON YAB el emisario de las virtudes de sabor de todos los productos DON YAB. Como maestro del sabor, el chef DON YAB nos representa a todos como entusiastas de la cocina criolla. El compromiso de excelencia DON YAB va más allá del sabor de nuestras recetas. DON YAB también representa al equipo de tecnólogos y especialistas en alimentos de nuestra compańía, responsables de crear y distribuir el don del abundante sabor criollo DON YAB.

La fuente de nuestros sabores forjan nuestra identidad gastronómica. Nuestra diversa cocina no es una creación a partir de la nada, sino una sucesión de contribuciones culinarias colectivas de múltiples orígenes de la humanidad. La cocina criolla es una cocina mestiza, que se alimentó de la cultura indígena Maya y de la española, creando una fusión de sabores bien definidos y conocidos como criollos.

Los Mayas nos dejaron un importante legado culinario que sigue vivo en nuestros mercados y restaurantes, y sobre todo en nuestros hogares. Cada país de Centroamérica tiene su propia sazón, con recetas exóticas y originales, y con otras que trascienden fronteras, todas siendo interpretaciones culinarias que comparten el mismo origen criollo. Cocineros de todo el mundo constantemente reinventan las recetas clásicas de nuestra zona, enriqueciéndolas con nuevos y deliciosos sabores sin diluir su fascinante origen histórico y cultural Maya.